La provincia de Santiago está dominada por el PRM y sus aliados, gobiernan ocho de los diez municipios.
El PLD solo dirige a Santiago y el PRD y aliados a Licey al Medio.
Esa es la realidad. Cambiará esa realidad el 18 de febrero?
El PRM ha mostrado una agresividad descomunal para no dejarse quitar esas plazas electorales, además de tener la ventaja de que diezmó, debilitó a la oposición sonsacando cuadros políticos vitales en esta demarcación y la falta de unidad de los partidos de #rescateRD PLD, FP, PRD.
En los distritos municipales, el control del partido de gobierno y sus aliados es mayor.

Hay que resaltar que de los 16 distritos municipales, el PRM y aliados tienen 14, la FP 2 y el PLD no tiene. Casi en su totalidad lo controla el gobierno y el Pte Abinader visita localidad por localidad, además de un respaldo económico propagandístico esencial en el tramo final de la contienda electoral en la provincia de Santiago.
El PRM apuesta a mantener ese casi 90 por ciento del control municipal, afirman que sus candidatos superan con más de 20 puntos a los de la oposición.
Lo que si está claro es que sólo los resultados del 18 de febrero dirá la verdad y reflejará la victoria electoral municipal que e independientemente será un preámbulo de lo que sucederá en la presidencial. El que gane la municipal ganará la presidencial. Sin febrero no hay mayo.